Ofrecemos siempre la máxima calidad en los tratamientos

Nuestra meta 100% clientes satisfechos

Acceso Clientes

Desinfección



Queremos diferenciar la limpieza, que consiste en eliminar la suciedad que está adherida a las superficies, de la desinfección que consiste en destruir los microorganismos patógenos (que pueden resultar perjudiciales para el ser humano o sus actividades)

Para desinfectar, como norma general, se deben emplear productos de amplio espectro de actuación contra virus (Hepatitis...), bacilos (Koch, tuberculosis), bacterias Grahm positivas o negativas, Salmonellas, esporas, hongos, gérmenes aerobios, anaerobios, micrococos, estafilococos, estreptococos, etc.

Cuando se realiza un tratamiento hay que tener presente las zonas a las que se va a dirigir y la actividad que se desarrolla, si son de preparación y consumo de alimentos, se deberá orientar a combatir los gérmenes relacionados con la zona, por ejemplo salmonella, así como evitar que los residuos de plaguicidas puedan contaminar dichas zonas.

Si son lugares de alto nivel de humedad como son los WC, duchas, saunas, etc., por la fácil proliferación de colonias de hongos, el desinfectante debe de tener una cualidad añadida, ser fungicida.

Ofrecemos a nuestros Clientes analíticas de superficie en conductos de aire acondicionado así como muestras ambientales.